Soneto 10

Vive en la triste brisa de mi orilla
la amarga espina de la madrugada
cuando otro amor con mano envenenada
clava su dulce rosa en tu mejilla.

Pues la eterna manzana amarilla
de tu secreta mañana encantada
marca aun en mi dolor de flor cortada
el temblor de tu valiente semilla.

Y aunque en la oscura lengua del llanto
mi vendaval de sangre enloquecida
colme, sin ti, laguna en desencanto.

No quiero que en sombra estremecida
por la aguda lágrima sin manto
sufra tu pasión, en silencio, ardida.

4 comentarios en “Soneto 10

    • Muchas gracias siempre Enrique por tus comentarios! No refleja mi situación actual el soneto por suerte (mas bien alguna situación del pasado..), y estoy de acuerdo en esas circunstancias, es mejor desprenderse de esa persona, que aunque la sigas amando y preocupándote, te dejo atrás…Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s