*3* Yo elegí

Yo elegí que mis heridas fueran semilla

de flores breves de dolor y ternura

que crecen en horizontes sombreados

por eternas nubes de carne y locura.

 

Yo elegí crecer en charcos de melancolía

donde el amor se baña a destiempo

generando ondas largas que se pierden

en las ramas rotas del perdido momento

 

Yo elegí ser tallo pensativo, color tormento,

mientras mis pétalos volaban sensibles

en el sutil variar del azaroso viento.

 

Yo elegí ser yo, raíz mojada de sueño,

enamorado de un cielo que me alcanza

cada vez que te susurro en mi silencio.

 

Pero no elegí ser la flor en tu charco

a la que arranca los pétalos tu lamento

y que deja caer en otros horizontes

las dulces colores de mi bello cielo

#11…volver

Cansado de crisálidas a medio camino

entre la comodidad y lo irreverente

de soñar palabras a media tinta

que no dan orgasmos al papel

de los intensos siempre que resuenan

en las pesadas calles del ayer.

 

Volveré a vestir mis nuevas alas

con las mariposas que vibran en mi piel

a dejar que la poesía me folle

hasta que recite cada una de mis cicatrices

a desnudarme en todos los ahora

hasta al cruce en que nos volvamos a ver

 

*1*

No se puede poner titulo

a tu sonrisa de película

el trailer ya me anunciaba

que no podía ser espectador

que había sitio para ambos

para una sola noche

en el guión del amor.

 

Al comienzo

un par de escenas de encuentros

entre figurantes con historia

pero esta era una historia de dos.

Sorbos de poesía

y sonrisas a media voz

 

Después vino el momento esperado

a pecho abierto, a quitaropa,

las palabras son disparos

que apuntan a los labios

y que hieren en el corazón

cerramos los ojos

solo quedabamos tu y yo.

 

Y por fin,

llego el momento de la acción

la huida hacia delante

hacia la oscura habitación

las ropas eran pasado

descartado en el rincón

gotas suenan en nuestra piel

mientras desnudamos la canción

y terminamos juntos

exhaustos en la misma estación.

 

La misma estación

que al día siguiente nos despidió

y cuando los focos apuntan

a los créditos de nuestra pasión

yo siempre me pregunto

¿continuación?