Soneto 13

La vieja ilusión que se va quemando
en el perfil de tu ausente figura,
marca el delirio de tibia escultura
donde mi oscura luz se ira apagando.

Mientras la fría rueda siga arrastrando
mi recuerdo enredado a tu cintura,
perdidas en la senda de mi locura
las cenizas de tu amor irán quedando.

Aún en la cárcel de eco desgastado,
el goteo de mi latido marchito
sueña la dulce agonía de ser amado.

Pues en la vacía espiral del grito,
el ardor de tu aliento enamorado
sigue en mi roto corazón escrito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s