Soneto 19

El agua de tu risa me arrastraba

por las verdes colinas de tu encanto

regando la vieja orilla de mi llanto

con la flor de tu alegría renovada

 

La rama de mi abrazo te sujetaba

en la suave corriente de mi manto

brotando en las curvas de tu canto

las ondas de mi alma enamorada.

 

Quise perderme en tu rio venturoso

quisiste besarme en noche callada

nos escondimos en bosque frondoso

 

Quisiste deslizarte en mi cascada

quise nadar en tu cuerpo lluvioso

nos encontraron en la alborada

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s