Soneto 20

Sobre la tierra que nos vio separados

tras las fronteras de amistad y beso

aun veo entre el horizonte espeso

el reflejo de dos enamorados

 

Sobre el camino que nos vio marcados

por las señales de prudencia y exceso

aun veo en el sentimiento no expreso

el rastro de pasos acompasados

 

Aun en la arena movida del pecho

bajo el viento de la melancolía

late el recuerdo de tu abrazo estrecho

 

Aun en los seísmos de mi mente fría

bajo el suelo de un amor desecho

vibra el silencio de que te quería

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s